HABILIDADES DE LOS PROFESIONALES EN LA EMPRESA (III)

Y llegamos al tercer post de esta trilogía de habilidades que deben tener los profesionales.

Nos queda la última categoría que correspondería a las habilidades motivacionales.

Estas habilidades estarían más orientadas a:

  • objetivos
  • planificación
  • organización
  • orientación al cliente
  • gestión del tiempo(ese amigo que a veces juega en nuestra contra)
  • orientación al aprendizaje
  • fijación de metas

Si tuvieses que priorizar sobre una ¿cuál elegirías? Supongo que podrás decir que depende de las necesidades o de lo que se necesite. Correcto. Pero si tuvieses que contratar a alguien ¿cuál elegirías?

Quizá para un puesto directivo la más importante sea la orientación a objetivos junto con una buena planificación, ya sabes que el orden no está puesto al azar… Ser líder fluyente requiere que los objetivos sean claros y la manera de conseguirlos organizada. No podemos ir como se dice vulgarmente como “pollos sin cabeza”. En el mundo de la comunicación a veces podemos dar esa imagen los profesionales que nos dedicamos a ello. En muchas ocasiones los creativos dan esa imagen también pero como siempre explico en las importaciones que hago sobre creatividad, TODO REQUIERE UN ENTRENAMIENTO.

A veces que veamos sencilla una tarea no significa que lo sea, llegar hasta esa sencillez requiere de experiencia, trabajo, entrenamiento…

Recientemente explicaba una estrategia sobre posicionamiento de una empresa y cuando acabé de realizar la explicación el responsable me dijo: “¡Qué fácil! y ¿para eso tanto misterio?”

Mi cara de sorpresa fue inmediata pero mi reacción fue también rápida, esa sencillez depende de muchos factores, de las ganas que se tengan, de quien te acompañe y sobretodo de que haya una intención de avance.

Hay un elemento dentro de las habilidades motivacionales que no quiero dejar pasar por alto y es la gestión del tiempo y creo que lo que mejor puede resumir esta buena gestión del tiempo es el siguiente gráfico.

gestion-del-tiempo

Lo mejor es hacer un análisis sobre lo que consideramos a veces importante y no lo es y lo que no es importante a veces y puede llegar a convertirse. Haz una reflexión y aplícalo en tu día a día.

Con este post llegamos a cerrar el triángulo de las habilidades que los profesionales debemos desarrollar en nuestro día a día. Es cierto que en función del puesto al que aspiremos deberemos desarrollar más unas u otras pero como dijo Aristóteles “En el término medio está la virtud”.

¿Qué otras habilidades ves necesarias en un profesional? Te invito a que me las hagas llegar o bien comentando aquí o bien por las redes.

La semana que viene nos metemos de lleno en la comunicación, mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *